EL SUEÑO DE BENINO. El origen del belén napolitano

Presepe

Palios

Apoyándose en las escrituras “El anuncio de los ángeles a los pastores durmientes”, surge la figura de Benino, básica en cualquier belén napolitano.

Normalmente nos lo encontramos en un lugar privilegiado del belén: un pastor durmiente (o que empieza a despertar), al que la inspiración divina le proporciona la imagen del nacimiento del Salvador.

El propio presepe es su propio sueño en donde se mezclan las imágenes divinas (Nacimiento, Reyes Magos…) con sus propias vivencias (mercado, taberna…), uniendo así ambos ámbitos tan irreconciliables en donde se juega (como ya analizamos aquí) con los contrarios (riqueza-pobreza; tiempo histórico-tiempo real; exquisitez-zafiedad, belleza-caricatura; opulencia y lujo contra la vida tan miserable).

Su sueño permite así este mundo onírico y convierte al belén en una visión, casi teológica, sobre el nacimiento perpetuo de Cristo que permitirá un mundo más justo e ideal, que se produce cada una nueva Navidad.

Una esperanza frente…

Ver la entrada original 19 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s